• Publicado: 18 Jun 2015

  • Archivado en: EstadosUnidos, Sociedad

La Táctica Trump

En una época relativamente aburrida de noticias, Donald Trump logró acaparar los reflectores ayer con un anuncio ridículo y en muchas ocasiones penoso sobre sus intenciones de contender por la presidencia de Estados Unidos.

No sé si era la ausencia de acarreados, pero en los momentos aparentemente planeados para máximo impacto (“México pagará el muró”, “Quitaré Obamacare”, etc), no podía más que sentir un poco de lastima por la falta de entusiasmo. Me sentía en un show de comedia donde nadie se ríe.

A pesar de no ser nuevo frente a las cámaras, es claro que el hombre carece de un carisma político como Obama, Walker o Rubio.

¿Entonces para que contender? A mi juzgar hay 3 explicaciones, en orden ascendiente de lo que juzgo sea lo más probable;

Pocos hombres de negocio serios (como quisiera pensar que es alguien con 9 mil millones de dólares en activos) están entusiasmados con volver a perder la presidencia ante un demócrata o peor todavía, poner a un radicalista republicano de candidato. Toda la mitología falsa detrás de eliminar la deuda o repelar Obamacare puede ser bueno para hacer campaña, pero resultarían ultimadamente en daños fuertes a la economía. Un republicano fuera del establishment (es decir, un radical), tiene el potencial de desestabilizar a la incipiente recuperación de manera importante. Una candidatura “radical” sería mala por cualquier manera de verlo: el candidato muy probablemente perdería contra Clinton (la mayoría de las personas que votan en la elección son independientes) o de lograr ganar, abriría una caja de Pandora.

La candidatura de Trump apela a los más extremos (e ignorantes) del ala radical republicana, lo que en la práctica dividiría el voto de estos. Con ese segmento cada vez más atascado de contendientes, esa división beneficia por definición al candidato del establishment: Jeb Bush.

Se dice que Trump ya tiene comités exploratorios en Iowa y New Hampshire (los dos primeros estados con votaciones), lo que sugiere que esta vez sí va enserio y que esperamos una campaña (al menos en los primeros meses) bastante interesante.