• Publicado: 19 Dec 2014

  • Archivado en: México, Macroeconomía

Una economía más "madura"

Uno de los datos más alentadores de la economía mexicana se encuentra escondido en el sexto informe de gobierno que el presidente Felipe Calderón ha estado promocionando.

Hablo de la madurez promedio de los títulos gubernamentales. Esto no es más que un promedio simple de los días que tiene el gobierno, para pagar todas sus obligaciones. Se mide por el plazo que se estipula en cada Cete o título de deuda que emite el gobierno federal.

Y es importante porque permite mayor espacio de maniobra a cualquier gobierno ante una eventualidad económica. De hecho, uno de los grandes problemas de la crisis de 1994 era justamente que la madurez era muy baja en promedio. Esto hace que el gobierno dependa mucho más de las circunstancias políticas inmediatas para poder financiarse.

El ejemplo más claro es cuando Colosio fue asesinado y se levantó en armas el EZLN. En cuestión de días el riesgo país incrementó, y si bien estos sucesos terminaron siendo, en términos macroeconómicos no muy relevantes, presionó de manera importante a las finanzas públicas puesto que tenían muchas obligaciones en el corto plazo.

En cambio, si las obligaciones hubieran sido en plazos mucho mayores, el gobierno hubiera tenido más tiempo para calmar las aguas.

Por ello encuentro que es alentador que el plazo promedio haya incrementado de 264 días en promedio en 1990 a 2,796 días en el 2012.

foto

El más reciente indicador incluso es la colocación exitosa de bonos por 10 años.

No es por ser sobre-optimista, de hecho lejos estoy de serlo, pero este indicador es un indicio de que al menos alguien en el gobierno federal esta haciendo bien su chamba

Referencias